Las Paredes

Diferentes técnicas 

Día a día convivimos con las paredes. La pared abriga, refugia. La pared respira, nos habla, está viva. Conserva la esencia desde hace miles de años, lo que se modifica es la creatividad y el oficio para sus terminaciones.

Descripción: ¿Cuál tierra es la que sirve? Todas las tierras sirven. Depende de la técnica que vayamos a usar, alguna tierra es más o menos apropiada. Todas las tierras tienen arcilla, limo, piedras, arena, materia orgánica, sólo que en distintas cantidades. La más necesitada es la tierra arcillosa pero si tenes tierra, podés hacer la casa. Y siempre está la opción de comprar un camión de tierra de la zona. El barro no tiene receta, la mano de cada uno es lo que define el material y la manera de aplicarlo.

Utilizamos aproximadamente 15 técnicas de construcción de paredes, algunas ancestrales, otras contemporáneas. Cada técnica se presta para distintos climas, entornos, orientación y forma de realización. No es lo mismo hacer la vivienda en la alta montaña o en el desierto. No es lo mismo en el medio del campo o en la ciudad. No es lo mismo que la pared esté orientada al sur que al norte. No es lo mismo que contemos con diez personas para hacer la casa, a que estemos solos. No es lo mismo que el material lo tengamos disponible en el mismo terreno o lo tengamos que traer de miles de kilómetros. Es necesario plantearnos todas estas preguntas antes de elegir la técnica que mejor se adapte a nuestros recursos.

Beneficios: Con los elementos esenciales de tierra, agua y fibra podemos construir nuestras paredes. En general, priorizamos que todos los materiales se encuentren en el mismo entorno lo cual favorece la accesibilidad. Todas las técnicas son socialmente integradoras, porque puede participar en la tarea toda la familia, desde los niños hasta los adultos mayores. No solamente porque el tipo de tarea lo permite (tomar el barro, hacer pelotas, chorizos, ladrillos, formas orgánicas, trabajar con las manos, mezclar el pasto, la fibra, la arena, la tierra, el agua) sino además porque no son materiales agresivos como el cemento y la cal, ni se trabaja con herramientas peligrosas como amoladoras o sierras. Es un material sano. Es una celebración, una fiesta que arranca con el pisado de barro, permitiéndonos volver a ser un poco niños y animarnos a jugar.

Aspectos a tener en cuenta: La materia prima es de elaboración propia, no se compra en un corralón por lo cual requiere tiempo de preparado. Si queremos sumar al trabajo a un albañil tradicional, es aconsejable elegir la técnica del adobe (ladrillo de barro), que es la más similar a la construcción tradicional. Hay técnicas que necesitan mayor tiempo de secado (considerar esto en los tiempos de construcción). El material puede mezclarse con una máquina tradicional de albañilería (hormigonera), con los pies, con las manos o con tractor.

DESARROLLO DE CADA UNA DE LAS TÉCNICAS:

1. Quincha común

La pared de nuestros abuelos

Es una de las técnicas ancestrales más usada en todo el país.

Contención o encofrado: esto es lo que va a contener el relleno. Esa contención puede ser de caña, maderas de carpintería, palets, ramas.

Colocación: aquí las cañas o maderas se ubican horizontalmente y alternadas, sobre la estructura.

Relleno: mitad barro grueso, sin tamizar, en lo posible hidratado, mitad fibra. Por ejemplo paja, pasto, chips de madera, juncos, o lo que haya.

Beneficios: Rapidez en la construcción y facilidad para la aplicación. Se puede utilizar cualquier tipo de tierra y sin tamizar.

 

2.Quincha transversal

La pared apropiada para zonas sísmicas

La contención y el relleno es semejante a la quincha común. Sólo se modifica la colocación que se ubica, sobre la estructura, transversalmente y de forma alternada.

Beneficios: refuerza la estructura y se presta bien en zonas sísmicas siempre y cuando esté diseñada integrada a un sistema de construcción sismoresistente.

 

3.Quincha seca

La pared del frío

Contención: puede ser colocada de forma horizontal o transversal, lo que cambia es el relleno.

Relleno: 90% paja y 10% barro aproximadamente. Se trata de ensuciar a penas la fibra.

A tener en cuenta: es muy térmica y rápida además de liviana, lo cual es bueno sobretodo para trabajar en un piso alto, o cuando quien la aplica tiene menos fuerza física. Sin embargo, es difícil de revocar y lleva más cantidad de fibra.

 

4.Quincha moderna

La pared reciclada

Contención: se utilizan palets

Colocación: amurar los pallets a la estructura

Relleno: puede ser semejante al de quincha común o quincha seca.

A tener en cuenta: es muy rápido el armado de la contención. Tener en cuenta que hace falta conseguir los palets y que es difícil revocar. A la hora de poner las instalaciones es más difícil amurar las cañerías.

 

5.Fardo

La pared para el frio

Consiste en tomar fardos de pasto y pegarlos con barro como si fuesen ladrillos. Se apilan alternadamente sin mortero, clavándoles palos que pasen por al menos 3 hiladas de fardos. Se ponen vigas perimetrales que parecen escaleras encima y por debajo de la pared, y es entre estas escaleras que se tensa el zuncho para compactar el muro. Una característica importante es que las paredes son portantes.

A tener en cuenta: es una de las técnicas más térmicas y además se construye muy rápido. Hay que fabricarlos o comprarlos y es mucho más trabajoso para revocar, poner las instalaciones y amurar las cañerías.

 

6.Chorizo

La pared de la Pampa

Es la técnica ancestral más usada en la zona pampeana.

Contención: Se coloca un alambre tensado de una columna a otra.

Colocación: Se arman chorizos de fibra larga, se cuelgan sobre el alambre y se trenzan.

Relleno: son fibras largas embadurnadas en un chocolate de tierra.

A tener en cuenta: La estructura de contención es muy básica; sólo con alambre, paja y barro se levanta la pared. Queda una pared fuera de plomo, por lo cual para emparejarla hace falta más cantidad de revoque.

 

7.Adobe

La pared del noroeste

Colocación: se pegan los ladrillos trabándolos, como los ladrillos convencionales.

Relleno: fibra, barro, agua y se puede agregar arena. Con estos elementos, más un molde, se construye cada ladrillo.

A tener en cuenta: es una técnica rápida. Si el muro se hace de 30 cm. de espesor puede ser portante y queda muy prolijo para después revocar o simplemente, haciéndole una junta, se puede dejar a la vista sin revoque. Brinda la oportunidad de integrar al albañil tradicional más fácilmente. Lleva un tiempo fabricar los propios ladrillos.

 

8.Modelado directo

La pared del hornero

Colocación: se van aplicando bolas de mezcla, una al lado de la otra sobre toda la superficie.

Relleno: Lleva poca tierra, muy poca fibra y mucha arena para lograr un material denso.

A tener en cuenta: es una pared muy fuerte que puede sostener nuestro techo. En este caso, no se necesitan ni columnas ni vigas. Se pueden lograr formas orgánicas. El volumen de tierra y arena es grande, por lo cual hay que fabricar mucho material y tener fuerza para construirlo. Al ser una pared densa, tiene mucha captación del calor del sol e irradia en la casa durante mucho tiempo. Es difícil de revocar, colocar aberturas e instalaciones.                                                  

 

9.Romboidal

La pared para el adentro

Contención: alambre romboidal colocado bien tensado de columna a columna.

Relleno: fibra y tierra que se aplica en forma de bolas entre el alambre.

A tener en cuenta: es rápida y permite intercalar adornos como botellas, vidrios u objetos en la trama, muy fácilmente. Es una pared de interior ya que es angosta y ocupa poco espacio. Si se quiere aplicar en paredes exteriores hay que hacer muchas capas de revoque.

 

10.Paja encofrada

Otra pared para el frío

Contención: se arma un encofrado de madera. Es necesario que dentro de la pared queden colocados nervios de madera para que no se mueva, ya que no tiene estructura de contención.

Relleno: 90% fibra y 10% tierra, al igual que la quincha seca. Se pone mezcla y se va apisonando dentro del encofrado.

A tener en cuenta:  es una de las técnicas más térmicas y livianas.  Es además una técnica que lleva  tiempo y cuesta trabajo aplicar el revoque. A la hora de poner las instalaciones es más complicado amurar las cañerías.

 

11.Barro encofrado

Contención: se arma un encofrado de madera. Es necesario que dentro de la pared queden colocados nervios de madera para que no se mueva, ya que no tiene estructura de contención.

Relleno: mitad barro y mitad paja.

A tener en cuenta: Es una técnica que lleva mucho tiempo y es pesado el trabajo a la hora de apisonar el material. No lleva caña ni madera para sostenerla. Queda una terminación muy prolija, lo cual ahorra capas de revoque.

 

12.Entramado

La pared fresca

Contención: se colocan 3 varillas, una en cada columna y la tercera en el medio, entre las columnas.

Colocación: se va trenzando la caña entre las varillas, generando un especie de telar, con trama y urdimbre. Los materiales utilizados son caña, ramas o maderas flexibles.

A tener en cuenta: una técnica que no requiere tierra; con sólo un material flexible podemos hacer una pared. Ocupa poco espacio. Sirve como pared de interiores y para climas cálidos ya que no es térmica.

 

13.Paja enrollada

Contención: se colocan dos varillas en cada columna, formando una guía.

Colocación: se toma un listón o una caña del ancho de la pared y se va enrollando el material dejando las dos puntas libres para luego calzarlas sobre las guías, de abajo hacia arriba.

Relleno: fibras largas y chocolate de barro.

A tener en cuenta: No lleva estructura, sólo con listones, paja y barro se levanta la pared. Es una pared angosta que se recomienda para interiores. Es fácil para revocar e incluso ahorrar algunas capas de revoque.

 

14.Superadobe

La súper pared

Colocación: Se toman bolsas de arpillera. Se llenan con tierra seca y se apilan en la superficie. Se traban y encadenan con alambre de púa para agarrarlas unas con otras.

A tener en cuenta: Es una pared muy fuerte que puede sostener nuestro techo. En este caso, no se necesitan ni columnas ni vigas. Se pueden lograr formas muy orgánicas. El volumen de tierra y arena es grande, por lo cual hay que fabricar mucho material y tener fuerza para construirlo. Al ser una pared altamente densa, tiene gran captación del calor del sol e irradia en la casa durante mucho tiempo. Como terminación, se pueden dejar las formas de grandes chorizos rodeando la casa. Es difícil de revocar, colocar aberturas e instalaciones.                                                                      

 

 

Share Button